Si tuviera que pedir un deseo, no tendría que pensarlo

simplemente lo sentiría dentro de mí.

Porque no te tengo que pedir, ya que siempre estás en mí.

Amores lejanos, son amores cercanos.

Siempre nos recordamos, aunque pasen los años.

Y la vida es lo que quiere, que no nos separemos, y por eso nos aleja.

Para que nos sintamos aún estando al otro lado del mundo.

Y cuando veo un atardecer..

Te veo, veo tus ojos en la belleza de la luz del horizonte.

Y hace que la cosa más hermosa de mi vida sea la caída del sol y la entrada de la luna.

Porque ahí nos encontramos todos los días

Para fundirnos con las estrellas

Y convertir del cielo, una galaxia entera.

Nuestro amor es eterno

Nuestro amor es divino

Somos la misma alma en dos cuerpos

Y nosotros construimos castillos: en el cielo y en la arena

Diseñando nuestro propio mundo, que nadie entenderá

 

Nerea

Inspiracion para desarrollar nuestra parte espiritual y el crecimiento interior y habitos saludables para mejorar nuestra vida y crear un mundo mejor