Aparecen personas en nuestras vidas con las que mantenemos relaciones de amistad porque al conocerlas sentimos una conexión especial que queremos seguir manteniendo. Estas personas nos inspiran confianza y ganas de estar con ellas. Hay veces que con el tiempo empiezan a surgir conflictos o diferencias que nos irritan y nos cuesta entender.
Cuando ocurre esto tendemos a culpar a la otra persona con cosas como estas :”porqué hace las cosas de esa manera, o porque me dice eso o me hace tal cosa”. Entonces ahí es donde está el momento de dar un salto de conciencia e interpretar la situación como realmente es.
Los amigos son personas que vienen a nuestras vidas para reflejarnos cosas que debemos de trabajar en nosotros, son unos espejos maravillosos donde nos proyectamos para así poder evolucionar y sacar lo mejor de nosotros. Cuando vemos la amistad con esta perspectiva empiezan a cambiar las cosas de una manera mágica. Si sientes que un amigo no te valora, hazte la pregunta honestamente de ¿en qué grado te valoras tú?si un amigo te exige atención,favores o perfección.. pregúntate ¿en qué grado te exiges ?..y así con todo.

En algunas situaciones cuesta más ver el reflejo que hace esa persona en ti, puede que haga falta mucho tiempo y constancia pero el simple hecho de poner intención en querer verlo con una perspectiva más elevada es un acto puro de amor, así que no te desesperes si tardas un tiempo, en estos casos la compasión hacia ti mismo es fundamental.
Un buen ejercicio parar meditar sobre estas situaciones es coger un papel y bolígrafo y ponerte a escribir cómo te sientes con esa persona porque así estarás describiéndote a ti mismo para mejorar. Cuando das con esa clave, la relación se sanará y mejorará.
El perdón y aceptación hacia ti mismo une a las personas.
Con amor
NereaPanera

Nerea

Inspiracion para desarrollar nuestra parte espiritual y el crecimiento interior y habitos saludables para mejorar nuestra vida y crear un mundo mejor